Cuando no hay hueso

Hoy en día, la escasez o ausencia de hueso ya no es un inconveniente para la colocación de implantes. Las técnicas de la Cirugía Maxilofacial permiten regenerar y reponer hueso en las zonas donde falta, para permitir la colocación de implantes en cualquier situación.

Otra alternativa es hacer las prótesis dentales fijas sobre implantes zigomáticos, anclados en el hueso del pómulo. Así evitamos la necesidad de cirugías para injertos óseos. La forma de la prótesis es algo diferente en este caso.