Dientes inmediatos

Al conocerse la posición, la dirección, el diámetro, la longitud y la profundidad de los implantes que se colocarán en boca, gracias a una planificación previa tridimensional con un programa especial, el laboratorio puede fabricar los dientes para el paciente antes de la intervención.

La prótesis dental se colocará justo después de la colocación de los implantes. Las molestias son realmente mínimas ya que el procedimiento se ejecuta sin bisturí, sin incisión, sin levantar la encía, sin puntos de sutura… y en una única sesión.

Dientes fijos en un solo día sin injertos óseos

En Clínica BIRBE somos expertos en la rehabilitación de la atrofia severa del maxilar superior mediante prótesis dentales fijas sobre implantes zigomáticos, anclados en el hueso del pómulo. Así evitamos la necesidad de cirugías para injertos óseos.

Tras la extracción dental:

La pérdida de hueso tras la extracción dental y el uso de dentadura, a menudo producen atrofia ósea. Ello conduce a un volumen de hueso maxilar demasiado pequeño para la colocación de implantes orales. Esta situación constituye un auténtico desafío.

Afortunadamente, la escasez o ausencia de hueso ya no es un inconveniente para la colocación de implantes. Las técnicas de la Cirugía Maxilofacial permiten regenerar y reponer hueso en las zonas donde falta, para permitir la colocación de implantes en cualquier situación.

Los implantes zigomáticos:

Actualmente, se han documentado ampliamente alternativas a los procedimientos de injerto óseo, tales como implantes angulados y los implantes en el arco zigomático malar o hueso del pómulo. El uso del hueso zigomático para el anclaje de implantes largos angulados, desarrollado originariamente por Branemark y col., fue descrito ya en 1993 por Aparicio y cols. para la rehabilitación del maxilar severamente atrófico. En una revisión del año 2008, la tasa de éxito acumulada por diferentes grupos médicos fue del 96,8%. Los implantes angulados han sido propuestos como alternativa a los injertos óseos. El arco zigomático malar (hueso del pómulo) no es afectado por la atrofia derivada de la pérdida de dientes. En este procedimiento alternativo, los implantes zigomáticos soportan la mayor carga masticatoria y se colocan en el hueso residual de la boca; a través de un recorrido intra o para sinusal son finalmente estabilizados en el arco del pómulo. Otros implantes de tamaño estándar se fijarán en la zona anterior de la boca para estabilizar la construcción. Se han descrito muy pocas complicaciones y contrariamente a la cirugía de injerto se necesitará un solo procedimiento quirúrgico. No se precisa anestesia general, se recomienda sedación intravenosa y anestesia local.

Todo en un día:

El procedimiento será realizado en un solo día e incluye: la eventual extracción de los restantes dientes considerados inservibles; la colocación de los implantes y la entrega en unas 24 horas de una prótesis dental provisional fija que se sujeta mediante tornillos sin paladar. De hecho, la técnica permite el uso inmediato de dientes fijos. Tras la intervención se prescribirán antibióticos durante una semana y dieta blanda durante los 3 primeros meses. Eventualmente, se considerará el cambio de la primera prótesis por otra más elaborada y estéticamente diseñada tras los primeros cinco meses.

Menos invasiva:

Hoy, las personas con poco hueso o atrofia maxilar severa pueden ser rehabilitados, de manera rutinaria.

Usando ésta técnica menos invasiva, evitamos complicaciones y reducimos morbilidad, sin zonas donantes. El tiempo de tratamiento se reduce drásticamente y el paciente no tendrá que sufrir largos periodos sin el uso de dientes y recobrará la función y la estética en sólo un día.

Dientes en una hora:

¿En qué consiste la técnica Dientes en una hora?

Es la combinación de una técnica quirúrgica específica, la Cirugía Guiada Mínimamente Invasiva, con la colocación de dientes de forma inmediata.

Gracias a la exactitud del proceso quirúrgico denominado Cirugía Guiada Mínimamente Invasiva, el laboratorio puede, utilizando la información que proporciona el estudio radiológico computerizado, fabricar una copia exacta de la boca y hueso del paciente. Al conocerse la posición, la dirección, el diámetro, la longitud y la profundidad de los implantes que se colocarán en boca, el laboratorio puede fabricar los dientes para el paciente antes de la intervención.

La prótesis dental se colocará justo después de la colocación de los implantes. Las molestias son realmente mínimas ya que el procedimiento se ejecuta sin bisturí, sin incisión, sin levantar la encía, sin puntos de sutura… y en una única sesión.