Preguntas Frecuentes sobre Implantes en Barcelona

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son raíces artificiales de titanio que se insertan en el hueso maxilar de los pacientes y sirven para soportar sus nuevos dientes fijos. Los dientes implantados tienen un aspecto natural y son los que mejor recuperan las sensaciones de firmeza y confort de nuestros propios dientes.

¿Cuál es el porcentaje de éxito?

Muy elevado. Hemos conseguido un éxito de osteointegración de los implantes del 98.5 %, trabajando en 3D y en un entorno quirúrgico y seguro. En la mayoría de los casos en los que no se obtiene una buena integración (un 1.5 %), el implante se puede colocar de nuevo al cabo de un tiempo. No significa que exista un rechazo, sino una falta de estabilidad entre el hueso y el implante.

¿Cuánto tiempo debo esperar entre la colocación de los implantes y de los dientes?

Depende del tipo de hueso donde se ha colocado. El tiempo de espera puede ser de dos meses al mismo día, si la calidad ósea del maxilar es buena.

¿Hay un límite de edad para la colocación de implantes dentales?

En absoluto. Precisamente son las personas mayores quienes más se benefician de la colocación de implantes dentales.

¿Cuánto duran?

Con los cuidados apropiados, la duración supera los 20 años.

¿Qué significa carga inmediata – dientes en un día?

Que en los casos que sea necesario, para favorecer la comodidad del paciente, podemos extraer los dientes en mal estado, colocar implantes y dientes fijos sobre ellos en un plazo de 24 horas. Esto puede hacerse siempre que las condiciones óseas del maxilar y la estabilidad de los implantes lo permitan.

¿Hay una gran diferencia entre sustituir un diente o todos los dientes?

alta un diente: se coloca el implante donde tenía la raíz el antiguo diente, y permite reponerlo como si fuera un diente propio. No necesita apoyarse en los dientes vecinos, y éstos se mantendrán sanos mucho más tiempo. Faltan varios dientes: serán varios implantes dentales. Habitualmente el número de implantes será el mismo que el de dientes perdidos, aunque a veces dos implantes permiten reponer cuatro dientes, como en los incisivos inferiores. Faltan todos los dientes: en pacientes de edad avanzada, con 6 implantes en la mandíbula y 8 en el maxilar superior se construyen prótesis completas fijas. En pacientes jóvenes se pueden realizar prótesis de porcelana en tramos, mucho más naturales, que pueden necesitar entre 10 y 12 implantes dentales.

¿Y si la altura y el grosor de mi hueso maxilar son muy reducidos?

También hay solución. Entonces se utilizan técnicas de regeneración ósea, mediante injertos de hueso y técnicas de bioingeniería, muy fiables y poco agresivas. Esto permite que personas antes condenadas a llevar dentadura con mala retención, disfruten de dientes como si fueran propios, estables y cómodos.
También hay solución. Entonces se utilizan técnicas de regeneración ósea, mediante injertos de hueso y técnicas de bioingeniería, muy fiables y poco agresivas. Esto permite que personas antes condenadas a llevar dentadura con mala retención, disfruten de dientes como si fueran propios, estables y cómodos.

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es una pequeña fijación de titanio que se utiliza como sustituto de la parte de la raíz de un diente natural que se ha perdido. El implante dental se coloca en el maxilar superior o inferior y con el tiempo se adhiere al hueso, y sirve como anclaje para la sustitución dental.
La mejor manera de explicarlo es comparar un implante dental con un diente real. Un diente natural se compone de una raiz y una corona. La parte del diente que usted puede ver o utiliza para comer es lo que llamamos corona. A continuación de la corona encontramos la raíz, la cual sujeta al diente a traves del hueso maxilar. Cuando usted pierde un diente, pierde tanto la raíz como la corona. Para reemplazalo con un implante dental es esencial una raíz nueva. El metal de Titanio “raíz” es introducido en un agujero que nosotros creamos en su mandíbula, sustituyendo la raíz perdida de su diente natural. Cuando la fase inicial de curación esta completada, situamos un soporte llamado “pilar” y tras ello colocaremos la corona o parte visible del diente.

¿Cómo se colocan? ¿Duele?

Se colocan mediante una intervención quirúrgica con anestesia local (en ocasiones, complementada con sedación), totalmente indolora. El postoperatorio es habitualmente muy bueno. Gracias a las modernas técnicas microquirúrgicas, mínimamente invasivas, es muy infrecuente la aparición de complicaciones, dolor, inflamación o hematomas. En casos de cirugía avanzada con muchos implantes dentales, injertos o casos muy complejos, la frecuencia de aparición de complicaciones postoperatorias es algo mayor.
Este proceso normalmente suele durar alrededor de una hora para la colocación de un implante. Y no más de dos o tres horas para la colocación de más implantes. El protocolo que se sigue es el que detallamos a continuación: Subministramos una medicación preoperatoria que habitualmente incluye antibiótico, analgésicos y una sedación. Por ello es aconsejable que tras la intervención no conduzca ni tome bebidas alcohólicas. En caso de desear otro tipo de sedación o anestesia general, puede comentarlo con su médico implantólogo. Una vez anestesiado, se prepara un espacio en el maxilar con la forma de los implantes que, como sabe, están fabricados con titanio puro. Tras la intervención se facilitan instrucciones acerca del tipo de alimentación y medicación post-operatoria. Dependiendo de la calidad del hueso y del protocolo escogido, tras la colocación de los implantes se precisa un tiempo de espera para conseguir la completa curación del hueso. Este proceso se conoce como osteointegración y significa que el hueso acepta el implante como propio y se suelda a su superficie. En los casos más favorables, por ejemplo en los sectores anteriores de la mandíbula, podemos colocar los dientes en un periodo muy corto (un día) o corto (20 días) tras la insercción de los implantes. En los casos en los que el hueso es blando o escaso, le aconsejamos un tiempo de espera mayor para colocar los dientes. Tras un tiempo de espera dedicado a la integración del implante, cuya extensión determinará su doctor, abriremos la encía para enroscarle una pieza o “pilar” que conecta el implante con la boca. En algunos casos el “pilar” se coloca ya en un primer tiempo: es lo que conocemos como implantes en una fase.

¿Tienen éxito los implantes?

Con más de tres décadas de experiencia clínica y más de un millón de pacientes tratados, las coronas y los puentes sobre implantes de Nobel Biocare tienen un éxito inmejorable. Nuestras estadísticas confirman una tasa de éxito del 95 por ciento en los implantes individuales e incluso más para los puentes que sirven de soporte. Los implantes colocados en nuestro primer paciente hace ya 35 años aún funcionan en la actualidad.

¿Cuánto cuestan los implantes?

La tarifa para la sustitución con implantes depende de diferentes factores, como el número de dientes que se tienen que sustituir y el número de implantes necesarios como soporte para la sustitución. Pueden ser necesarios algunos procedimientos adicionales antes de la colocación de los implantes para garantizar la salud a largo plazo. Generalmente hay una tarifa para el procedimiento quirúrgico y otra tarifa independiente para insertar los pilares y construir los dientes de sustitución. Para obtener un presupuesto específico es preciso primero hacer un estudio del caso, que incluirá radiográficas panorámicas, modelos de tiza que reproducen la boca del paciente y un examen fotográfico, intraoral, de cara y perfil y estudio de la sonrisa. En casos de poco hueso o cuando el dentista lo vea oportuno, se tendría que incluir un TAC fotográfico para conseguir una mayor exactitud. Después de éste estudio diagnóstico, el dentista le recomendará el tratamiento más idóneo para usted. Le explicaremos las diferentes alternativas exponiendo ventajas y desventajas de cada tratamiento, tiempo necesario, pasos y la presentación de los diferentes presupuestos y sus diferentes modalidades de pago.

¿Funcionarían en mi caso los implantes?

Cualquier persona que haya perdido una o varios dientes por lesiones, enfermedades o caries es un candidato para los implantes. La limitación principal es la cantidad de hueso disponible. El dentista es la persona más cualificada para evaluar si los implantes son una solución viable para su caso. Hoy en día disponemos de diferentes técnicas para solucionar la falta de hueso tanto a nivel de altura como de anchura.

¿Es la edad avanzada un problema?

En algunas ocasiones, los pacientes de edad avanzada temen que su edad les impida disfrutar de las ventajas de los implantes, pero la salud es un factor más determinante que la edad. Si está suficientemente sano como para soportar la extracción de un diente probablemente también podrá recibir implantes. En algunas enfermedades crónicas el tratamiento de implantes puede estar contraindicado. El dentista, después de una evaluación meticulosa de su historial dental y médico, determinará si los implantes son aconsejables en su caso. Durante éste último año ésta consulta ha tratado con éxito a una paciente de 91 años y cuatro por encima de los 80.

¿Cuáles son las ventajas de los implantes ante las dentaduras o puentes?

Mejora del aspecto:
Cuándo se pierde un diente completo (corona y raíz), la reabsorción de la mandíbula puede causar que el rostro parezca más viejo. Los implantes pueden detener éste proceso. Una dentadura o un puente tradicionales no pueden hacerlo.

Conservación de dientes naturales:
Con las prácticas tradicionales es necesario cortar los dientes adyacentes al diente perdido para colocar un puente. Los implantes suelen eliminar la necesidad de modificar dientes sanos.

Solución permanente:
No hay piezas sueltas de las que preocuparse. El implante dental es estable y cómodo. No se requieren ajustes después de la instalación, generalmente seguirán funcionando durante toda la vida.

¿Cómo afectarán a mi vida los implantes?

La apariencia, la sensación y la función de los dientes sobre implantes son idénticos a los de los dientes naturales. Eso significa que podrá comer y beber lo que le apetezca. No obstante, el aspecto más importante de los implantes es que suelen mejorar la calidad de vida de una forma muy correcta. Las personas que se avergüenzan y se preocupan a causa de su dentadura se sentirán impresionados con lo que una nueva dentadura permanente puede hacer por su autoestima.

¿Los dientes parecerán naturales?

Cuando los implantes se utilizan conjuntamente con la odontología restauradora su aspecto, comodidad y funcionalidad superarán sus expectativas.

¿Podré masticar con la misma fuerza y presión que los dientes naturales?

Sí. Después de un breve periodo de adaptación, la capacidad de masticar será comparable a la de los dientes naturales.

¿Por qué debo substituir mis dientes perdidos?

Cuando usted pierde un diente, habitualmente, es bueno que sea reemplazado. La pérdida de un diente compromete su “mordida”, la habilidad de masticar e incluso el habla. Así mismo, se incrementa la carga en sus restantes piezas dentarias lo cual puede dañar la salud de las mismas. Adicionalmente, cuando usted pierde un diente, se reduce el hueso; esto produce un envejecimiento prematuro del rostro y puede tener un serio impacto o afectación estética.

¿ Si sólo me falta un diente, ¿qué opciones tengo?

Usar una dentadura parcial removible (de quita y pon) que sustituya el diente perdido. Un puente fijo sobre dientes. Para ello su dentista debe rebajar el esmalte de los dientes contiguos (es decir, limar los dientes adyacentes) y cementar el puente que incluye el diente ausente sobre los dientes vecinos. Un puente adherido de Maryland: es un diente provisional pegado a los adyacentes. No siempre es indicada su colocación. Existen varios inconvenientes en este tipo de puente, como por ejemplo que se despegue en el momento más inoportuno. Los implantes dentales: pueden ser utilizados para sustituir un diente o todos. Después de años de investigación y pruebas clínicas, esta opción es la más recomendable y se sitúa por delante de los métodos tradicionales explicados anteriormente.

¿Si me faltan varios dientes, ¿qué opciones tengo?

Usar una dentadura parcial removible (de quita y pon) que sustituya los dientes perdidos. Un puente fijo sobre dientes. Para ello su dentista debe rebajar el esmalte de los dientes contiguos (es decir, limar los dientes adyacentes) y cementar el puente que incluye el diente ausente sobre los dientes vecinos. Los implantes dentales: pueden ser utilizados para sustituir un diente o todos. Después de años de investigación y pruebas clínicas, esta opción es la más recomendable y se sitúa por delante de los métodos tradicionales explicados anteriormente.

¿Si me faltan todos los dientes, ¿qué opciones tengo?

Dentadura postiza: La solución tradicional, y la única hasta hace pocos años, era el uso de una dentadura de poner y quitar. Con la dentadura postiza, es frecuente que algunos pacientes experimenten sensación de inseguridad al masticar y al hablar o reír. Cuando una persona ha perdido sus dientes y no tolera el uso de una dentadura postiza se convierte en un “inválido oral”. Sobre-dentadura: Utilizando un número reducido de implantes se colocan unos enganches (bolas o barra) para estabilizar su dentadura. Aún siendo mucho más confortable que la dentadura postiza por la disminución de movimientos y la mejora de masticación, éste tipo de dentadura se ha de sacar de la boca para limpiarla. Dientes fijos sobre implantes: Esta solución es la más parecida a tener dientes. Se colocan un número de implantes a determinar por su médico implantólogo, número suficiente para fijar los dientes a su maxilar.

¿Cuántos implantes necesito?

El número de implantes necesario para su boca lo determinará su médico implantólogo tras el estudio de su caso. El número ideal de implantes es uno por cada raíz dental perdida. En algunos casos de pérdidas de un solo molar, que tienen dos o tres raíces, necesitaremos dos implantes para sustituir esta pieza. Habitualmente, necesitamos más implantes en el maxilar superior que en la zona anterior de la mandíbula. Ello es debido a que el maxilar superior tiene una consistencia más esponjosa, lo mismo ocurre en la mandíbula posterior (zonas de molares) donde es frecuente el uso de dos implantes para substituir un molar con dos raíces. La construcción de una prótesis fijada por implantes es como la de un edificio: cuanto más cimientos coloquemos mejor soportará las cargas. Es importante un equilibrio entre el número de implantes y la economía del paciente. La decisión final entre las diferentes opciones será un acuerdo entre el paciente y su médico implantólogo.

¿Cuándo puedo ponerme implantes?

Existen diferentes filosofías que determinan el tiempo de espera para la colocación de los implantes tras la pérdida de los dientes naturales. En algunos casos podemos insertar los implantes inmediatamente tras la extracción de los dientes. En éstos casos es imprescindible que no exista infección activa como causa para la extracción de las piezas dentales. En otros casos recomendamos unos días o semanas de espera para colocar los implantes, a fin de conseguir un cierre previo de la encía. Finalmente, en casos más delicados donde precisamos la máxima curación de hueso previa a los implantes, le recomendamos un tiempo de espera mayor.

Cirugía guiada

La cirugía guiada nos permite la colocación de implantes y su correspondiente prótesis en un solo día, sin puntos, con más confort para el paciente y con una precisión imposible de otro modo.
Es un sistema revolucionario de planificación del tratamiento e implementación quirúrgica que permite la planificación de la cirugía de implantes con una precisión y facilidad sin precedentes.
Con la cirugía guiada por ordenador, la colocación del implante, el pilar, y la corona o el puente protésicos se realiza de forma simultánea. Se puede aplicar a cualquier indicación de paciente, utilizando un diseño 3D asistido por ordenador, mostrando la posición exacta y la profundidad de los implantes antes de la cirugía.
Esta información permite a nuestro laboratorio fabricar una plantilla quirúrgica que nos guía durante el procedimiento, sin cirugía de la encía, desde el principio hasta la colocación completa. La cirugía sin colgajo, reduce el dolor y la inflamación, acortando el tiempo quirúrgico.
En la práctica esto significa que los pacientes pueden salir de la consulta con unos dientes bonitos en tan solo una visita, con una cirugía sin puntos, menos agresiva, más corta y un postoperatorio más confortable.
Fácil, seguro y predecible, sin necesidad de periodo de cicatrización.

¿En qué consiste la técnica Dientes en un día?

La técnica Dientes en un día significa que, un día después de la colocación de los implantes, el paciente tendrá dientes y no será necesario que espere el período de cicatrización tradicional del hueso que puede oscilar entre 3 y 8 meses. Mediante el empleo de nuevas técnicas quirúrgicas, nuevos diseños de implantes y cambios biomecánicos en las prótesis, se consigue aumentar la estabilidad inicial de los implantes y preservar la integridad del aporte sanguíneo en la zona. En consecuencia, en la mayoría de los casos, somos capaces de acortar el tiempo de colocación de los primeros dientes a un solo día tras la inserción del implante.

¿Qué diferencia existe con los dientes o prótesis tradicionales?

Habitualmente, a la colocación de los implantes dentales le sigue un período de espera que oscila de 3 a 8 meses, proceso conocido como “osteointegración”. Durante este tiempo el hueso se adapta a la superficie de los implantes. Esta unión proporciona estabilidad al conjunto para soportar la fuerza de la masticación. Además, en algunos casos, la técnica tradicional requiere de una segunda cirugía para descubrir los implantes a la cavidad oral antes de colocar los dientes. En determinados casos, con hueso favorable y utilizando las técnicas anteriormente mencionadas, podremos realizar prótesis inmediatas o Dientes en un día, de forma que se reduce el tiempo sin dientes de 3-8 meses a un solo día.

¿Es necesario un cuidado especial después de colocar la prótesis inmediata o Dientes en un día?

El paciente puede continuar con las actividades normales de su vida diaria. Debe mantener una dieta “blanda” durante tres o cuatro meses. Por ejemplo, puede comer pan inglés, pescado, cremas y legumbres.

Detección precoz y prevención del cáncer oral

La detección precoz de las lesiones cancerosas y precancerosas con alto riesgo de malignizar es fundamental para mejorar el pronóstico del cáncer oral. Sin embargo, es demasiado frecuente que la lesión oral sea asintomática y se encuentre escondida: su localización supone un gran desafío, incluso para el profesional experto en salud oral. Cuando la lesión es visible, ésta puede representar solo “la punta del iceberg” mostrando sólo una pequeña parte de la extensión de las alteraciones que caracterizan a las lesiones de alto riesgo. A pesar de estas cifras alarmantes, en la mayoría de los países incluyendo España existen pocas medidas preventivas y/o campañas informativas para el diagnóstico precoz de este tipo de cáncer. Lamentablemente, no son muchos los odontólogos que realizan visitas exploratorias para detección del cáncer oral. En Estados Unidos, tan sólo un 13% de adultos mayores de 40 años se han sometido a una exploración para la detección de este tipo de cáncer.

¿Que es el cáncer oral?

El cáncer oral es uno de los pocos tipos de cáncer que en los últimos 30 años no ha experimentado una reducción significativa de su tasa de mortalidad. Alrededor de 40.000 personas son diagnosticadas de cáncer oral cada año en Estados Unidos. La cifra de personas afectadas en España se eleva a 4.000. Sólo la mitad de ellas estarán vivas dentro de cinco años y las que sobrevivan presentarán importantes secuelas debidas al tratamiento. En Estados Unidos muere una persona por cáncer oral cada hora. Las cifras de muerte atribuidas al cáncer oral son mayores que las de otros tipos de cáncer, como el de cuello de útero; la enfermedad de Hodgkin; el cáncer de cerebro; de hígado; el de riñones o el melanoma maligno de piel. El problema: en el 70% de los casos, el cáncer oral es descubierto en estadios avanzados y desgraciadamente suele ser demasiado tarde.

¿De qué medios disponemos para la detección precoz del cáncer oral hoy?

Hasta hace muy poco, los medios para la detección precoz del cáncer oral incluían únicamente el examen visual de la zona en busca de rastros de alguna lesión y la palpación del cuello en busca de ganglios. En algunos casos, se ha utilizado también la tinción de las lesiones ya visualizadas En Clínica BIRBE somos pioneros en España en el uso de las nuevas tecnologías de detección precoz del cáncer oral mediante el registro de la auto fluorescencia de los tejidos humanos. En efecto, algunas partes de las células y de los tejidos bucales producen un efecto de fluorescencia cuando son iluminadas con una determinada frecuencia de luz. Cuando existen variaciones metabólicas, como las que se producen en la formación del cáncer, la fluorescencia emitida en esa zona disminuye. Este efecto es captado por el operador mediante un equipo especializado. Ello permite literalmente “detectar por debajo de la superficie”, incluso antes de que puedan detectarse a simple vista, lesiones potencialmente cancerígenas. Como siempre, el diagnóstico final es validado mediante una punción biópsica y un examen histopatológico.

¿Dónde se localiza el cáncer oral?

Las localizaciones más frecuentes de las lesiones cancerosas o potencialmente cancerosas suelen ser:
– Labios
– Lengua
– Encías
– Cara interna de la mejilla
– Suelo de la boca
– Paladar
– Faringe y amígdalas

¿Qué factores pueden favorecer la aparición del cáncer oral?

– Tabaco
– Alcohol
– Mala higiene bucal
– Dientes o prótesis que rocen en las encías, los labios o la lengua
– Calor local tras mantener el cigarrillo encendido en los labios o fumar en pipa
– Presión local como consecuencia de prótesis mal adaptadas u otros objetos que presionen excesiva y reiteradamente la mucosa bucal, los labios o la lengua
– Exposición excesiva al sol sin utilizar cremas con factor de protección
– Dieta desequilibrada: no comer frutas ni verduras frescas, exceso de comidas con conservantes y otros productos químicos, etc
– Infecciones crónicas de la boca: virus, hongos, etc
– Contagio sexual en jóvenes y personas sexualmente activas, especialmente por sexo oral, del virus del papiloma humano especialmente las cepas VPH-16 y VPH-18

El cáncer de boca tiene un buen pronóstico y puede curarse siempre que se realice un diagnóstico y un tratamiento precoz. Acude a tu revisión como mínimo una o dos veces al año, aunque no tengas nada anormal. Nosotros nos encargaremos de mantener tu boca en perfecto estado de salud.

¿Qué síntomas de alerta deben hacernos sospechar la presencia de lesiones potencialmente susceptibles de transformarse o indicadoras de cáncer oral?

– Ulceraciones o llagas en cualquier lugar de la boca (incluyendo la lengua, carrillos, faringe, amígdalas y bermellón de los labios) y que no se curen en 15 días
– Presencia de ganglios, bultos duros o hinchazones en la boca, la cara y/o el cuello
– Manchas de color blanco (leocoplaquia); rojas o blancas con islas rojas (eritroplaquia); negras (melanoma) en cualquier zona de la boca
– Sangrado anormal en cualquier lugar de la boca.
– Dificultades para tragar los alimentos, masticar o hablar
– Dolor, hormigueos o sequedad de boca sin causa aparente
– Infecciones crónicas en la boca de origen vírico (papilomavirus) o por hongos (candida albicans)
– Heridas que no se curan correctamente en dos semanas
– Es probable que se trate de un problema menor, pero estos síntomas pueden también ser una alerta
– Recuerda que la clave del éxito del tratamiento está en el diagnóstico precoz: tu especialista en la salud bucal te ayudará

¿Quiénes son las personas más susceptibles de padecer cáncer oral?

– Las personas que presentan algún síntoma de alerta
– Las personas expuestas a factores de riesgo que favorecen el cáncer oral (tabaco, alcohol, prótesis mal ajustadas etc
– Los hombres mayores de 40 años
– Las personas de raza negra y caucasiana
– Las personas con lesiones precancerosas en la boca (eritroplasia, leucoplasia, liquen plano, etc.)
– Personas sexualmente activas. Cada vez más el cáncer oral se manifiesta en personas jóvenes que no fuman ni consumen alcohol. En muchos casos la causa parece estar en relación con un contagio sexual del virus del papiloma humano (Especialmente las cepas HPV-16 y HPV 18). Recuerda que el cáncer de boca tiene un buen pronóstico y puede curarse siempre que se realice un diagnóstico y un tratamiento precoz
– Frecuencia recomendada de revisiones para la detección precoz del cáncer oral
De acuerdo con las recomendaciones de la Asociación Dental Americana y la British Columbia Cancer Agency de Canadá, es necesario llevar a cabo: – una revisión al año en el caso de adultos, hombres y mujeres a partir de los 18 años, sin factores de riesgo añadidos. – una revisión cada 6 meses en el caso de personas que presentan factores de riesgo asociados tales como, tabaquismo, ingestión habitual de alcohol o excesiva exposición a los rayos solares

¿Cómo es una revisión para la detección precoz del cáncer oral?

Podemos efectuar su revisión en pocos minutos. El examen incluirá una revisión visual y táctil del interior de su boca, faringe, labios y lengua así como del cuello y la parte inferior de su mentón. Además, disponemos de la tecnología más avanzada para ayudar a detectar lesiones potencialmente malignas incluso antes de que éstas puedan verse a simple vista. Nos referimos a las técnicas de detección de auto fluorescencia, diseñadas específicamente para la detección precoz del cáncer. Esta tecnología, permite literalmente “ver por debajo de la superficie” para detectar crecimientos potencialmente peligrosos que, sólo con la exploración tradicional, podrían haber escapado a nuestro examen.

¿Qué ocurre si encontramos algo?

En la mayoría de los casos, el examen de auto fluorescencia indicará que no hay nada por lo que preocuparse. Si el profesional de la salud encargado de su revisión detecta algo fuera de lo normal, es posible que sea citado de nuevo en unas pocas semanas para un nuevo examen. Si se estima necesario, llevaremos a cabo un segundo procedimiento con el fin de obtener una pequeña muestra de tejido o biopsia para su análisis. Así mismo, es frecuente una interconsulta entre especialistas para la confirmación del diagnóstico. La mayoría de las anormalidades detectadas suelen ser benignas y en caso contrario, la detección precoz es la mejor arma para obtener la curación. Por ello es tan importante que te sometas a un chequeo para detección precoz del cáncer oral una vez al año o dos, si eres consumidor habitual de tabaco o alcohol.